Bruja y vampiro: científicos desvelan la historia de dos enterramientos malditos

Dos equipos científicos analizan los restos de una mujer condenada a morir por bruja y de un granjero acusado de vampiro. En ambos se realizaron macabros rituales de enterramiento con el fin de que no se levantaran de su tumba

Redacción – @insolitaexpe – Científicos de la Universidad Médica Pomerania de Szczecin, en Polonia, van a tratar de reconstruir el rostro de una mujer que falleció en el siglo XVIII acusada de ser bruja. Pretender hacer un modelo en 3D del cráneo de esta mujer que fue enterrada en Kamién, Polonia.

En el año 2014 fue cuando se encontraron sus restos, que fueron enterrados mediante un ritual destinado a impedir que pudiese volver a levantarse. Esta mujer tenía un trozo de ladrillo en la boca y se le clavaron estacas en las piernas para que no fuera posible que escapase de su tumba. Al momento de morir, según los estudios realizados por el equipo de la Universidad Médica Pomerania de Szczecin tenía 65 años, ojos azules y cabello rubio. Lo más impactante de todo es que piensan que el ritual de clavarle las piernas y colocarle el ladrillo en la boca fue realizado en vida, y que probablemente fue condenada por bruja y murió a causa de estas heridas. Lo del ladrillo lo hicieron, según los expertos, para protegerse de la posible magia negra de la condenada a muerte. En Polonia existe mucho interés en conocer su rostro, que será desvelado en unos cuantos meses.

Por otro lado, un grupo de científicos acaba de desvelar el enigma de un hombre de Estados Unidos que, hace dos siglos, fue enterrado mediante un extraño ritual. Sus restos fueron encontrados en Griswold, en Connecticut; lo más impactante es que sus huesos no estaban donde deberían estar: las extremidades estaban colocadas en forma de cruz, debajo de la calavera y encima de las costillas.

Según los investigadores, este ritual postmortem lo llevaron a cabo porque pensaban que esta persona era un vampiro. La investigación científica ha descubierto que su cuerpo fue desenterrado con el fin de colocar los huesos de esta manera y para quemar su corazón. Al no poder incinerar este órgano porque ya se había descompuesto, habrían decidido llevar a cabo el ritual de los huesos para evitar que el supuesto vampiro volviese a la vida, como elemento de protección.

El Sistema de Examinación Médica de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos ha llevado a cabo un estudio sobre este esqueleto y han descubierto que pertenecía a un granjero llamado John Barber que, posiblemente, murió de tuberculosis.

Como demuestran estas noticias científicas, la figura de la bruja y del vampiro, en nuestro pasado, era más que una simple superstición y llevaba a acciones horribles que siguen teniendo su eco en la historia.

Fuentes y más información: Newsweek; RT Rusia Today.

Sin Comentarios

Publicar un comentario
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra Política de Privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar